¡A buenas horas, mangas verdes!

21/06/2017 | Nerea Ahedo

rss Ezagutzera eman
¡A buenas horas, mangas verdes!

DESCARGAR IMAGEN

El dicho que titula este artículo lo habrán escuchado en infinidad de ocasiones. Se atribuye su sentido a la escasa rapidez en acudir a la escena del delito que tenía la Santa Hermandad, algo así como una policía creada por los Reyes Católicos para vigilar los caminos y poblaciones de malhechores y criminales, y cuyos componentes iban vestidos con un chaleco de piel que dejaba al descubierto las mangas de una camisa verde que motivaron su sobrenombre.

No quisiera frivolizar en un tema que considero importante, sin embargo me ha recordado este dicho la intervención del senador de UPN en la Comisión de Empleo y Seguridad Social en la que, como siempre que tiene ocasión, ha aprovechado para arremeter contra el Gobierno de la Comunidad Foral de Navarra del que su partido ha sido desplazado.

La última pulla del señor Yanguas ha sido en la moción en la que reclamaba instar al Gobierno español a que adopte medidas normativas para poder adelantar la edad de jubilación de los miembros de la Policía Foral debido a la peligrosidad y penosidad de su trabajo, posibilidad que ya tiene la Ertzaintza y de la que las Policías Locales dispondrán en breve, a través de un Real Decreto; una iniciativa que, pese a todo, nosotros hemos apoyado aunque sus socios del Partido Popular se han encargado de tumbar.

No contento con deslizar que el Ejecutivo que preside Uxue Barkos ha tomado varias medidas “sectarias” a nivel organizativo, ha demandado que el cuerpo policial autonómico “debe acceder, sí o sí, a esas condiciones que dispone el real decreto de 2011”, aunque el Gobierno Foral de Navarra “no ha hecho absolutamente nada, ni ha solicitado nada al ministerio, ni se ha reunido con el ministerio para defender al Cuerpo de la Policía Foral de Navarra”.

Y aquí es donde el viejo dicho me ha venido a la cabeza, puesto que la loable iniciativa del senador navarro la podía haber presentado su partido en aquel lejano 2011, o quizá podía haber hecho algo más para que el Ejecutivo foral hubiera hecho algo más que el “absolutamente nada” que achaca al presidido por Uxue Barkos; no en vano, aquel año (y los siguientes cuatro) en el que el mismo Yanguas nos recuerda que se aprobó el real decreto que posibilita alcanzar esas condiciones para los agentes forales, el Ejecutivo navarro estaba en manos de su propio partido, de UPN.

¡Miren si han tenido tiempo para preocuparse, pero lo hacen ahora!; en mi opinión, no tanto por la Policía Foral como para, en un ámbito más, intentar meter el dedo en el ojo al Gobierno de Navarra. En este momento, debería de dejar al Parlamento navarro que siga su proceso de debate acerca del tema sin inmiscuirse desde el Senado o, en todo caso, podían haberse remangado hace seis años para no tener que dejar ahora al descubierto sus verdes mangas.

No a la violencia contra las mujeres
Alderdi Eguna 2017