Os voy a decir cuatro cosas

23/06/2016 | Nerea Ahedo

rss Ezagutzera eman
Os voy a decir cuatro cosas

DESCARGAR IMAGEN

Tranquilos, el titular de este post no es ninguna amenaza ni coacción, aunque lo parezca. Esta expresión me ha venido a la cabeza al escuchar en la radio un anuncio del Ministerio del Interior en el que dice, textualmente, que “para participar en las Elecciones Generales solo hay que saber cuatro cosas”, y las enumera. “El lugar: tu local electoral; la hora: de 9 de la mañana a 8 de la tarde; el documento de identidad: tiene que ser original, no valen fotocopias; las papeletas: hay una para el Congreso y otra para el Senado, se distinguen por colores”. Y concluye con la sentencia, “esto es todo lo que hay que saber”.

Entiendo la finalidad de la cuña radiofónica y valoro su utilidad, pero no comparto que “solo” haya que saber estas cuatro cosas, por eso me gustaría añadir otras consideraciones que cada votante debería tener en cuenta antes de tomar la importante responsabilidad de emitir su opinión a través de su voto. Y lo haré, sobre todo, desde la perspectiva que nos atañe, que es Euskadi, también en cuatro pildoritas.

Lo primero es saber que lo que se elige en esta cita con las urnas son las personas que nos representarán en el Congreso y en el Senado. Puede parecer una explicación ofensiva por su simplicidad, aunque tal vez es necesario recordarlo a tenor de la equivocada opinión que ha podido formarse en la ciudadanía de que se trata de elegir al presidente del Gobierno, y de que solo hay cuatro candidatos. Es normal pensar eso, con el constante bombardeo al que nos someten en los medios de comunicación con los cuatro magníficos. Esta reflexión no es baladí, ya que el presidente, cuando por fin sea elegido, tendrá toda una legislatura por delante en la que dependerá de los acuerdos que logre entre los 350 diputados y diputadas del Congreso. No basta con ser investido.

Con los cuatro omnipresentes predicadores empieza mi segunda reflexión. Y es que, con palabras más o menos bonitas, todos ellos representan a partidos centralistas que tratan de socavar nuestro autogobierno. PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos han demostrado con sus actos que no solo no les importan en absoluto las competencias de las comunidades autónomas sino que, en cuanto pueden, nos las tratan de arrebatar. Y con ellas, el bienestar del que nos hemos dotado gracias a muchos años de pelea continua, tanto en nuestras instituciones como en las ajenas, como los propios Congreso y Senado del Estado.

Circunscribiéndonos a Euskadi, hay otra fuerza política abertzale que se presenta a estas elecciones, EH Bildu. Una coalición de varios partidos en la que, sin embargo, se impone de manera aplastante la izquierda abertzale; un mundo que durante muchos años reprochaba a EAJ-PNV que fuera a las instituciones españolas y nos tildaban de españoles. Ahora, casi cuarenta años después, tratan de seguir nuestra estela aunque, a la vista de sus acciones, parecen no tener claro ni a qué van; eso sin contar que su histórico apoyo a la violencia les cercena casi toda posibilidad de llegar a acuerdos con otras formaciones.

Frente a todo esto, y como cuarta consideración, nos encontramos nosotros: EAJ-PNV. Un partido con más de un siglo de trayectoria como aval; que ha desarrollado un importante trabajo en todas y cada una de las instituciones en las que se ha debatido o se debate cualquier tema que ataña a los vascos y las vascas, sea Gasteiz, sea Bruselas o sea Madrid; que ha defendido y defenderá cada ataque que pueda haber a los derechos que se han logrado para nuestro autogobierno, para nuestro bienestar; y que seguirá porfiando por obtener todas las competencias que nos corresponden. Por eso tenemos que estar en Madrid con grupos fuertes tanto en el Senado como en el Congreso.

Ahora sí, acudid a vuestro local electoral, de 09:00 a 20:00, con el DNI original y con las correspondientes papeletas de voto. Lógicamente, a mí me gustaría que estas últimas fueran las de EAJ-PNV, por los motivos que he detallado. Por eso quería deciros estas cuatro cosas.