Next Euskadi

Primeras impresiones de una senadora

01/03/2016 | Nerea Ahedo

rss Ezagutzera eman
Primeras impresiones de una senadora

DESCARGAR IMAGEN

Imaginaos: vacaciones, tranquilidad, playa, sol... y suena el teléfono. Miro con aprensión. Si es del trabajo, no lo cojo (nunca es para decirte que puedes volver una semana más tarde). ¡Ah! Es una amiga, voy a ver qué cuenta.

-          Hola, guapa. ¿Cómo va todo?

-          Bien, bien. Oye, que te llamaba para ver qué te parece si te proponemos como candidata al Senado…

-          ¿Eh? ¡Uff!

Y desde entonces, diferentes etapas: la sorpresa (¿qué pinto yo allí?), la alegría (¡confían en mí para esto!), el vacile de los amigos, una campaña electoral, los nervios de la noche de las elecciones... Y aquí estoy de senadora, situándome.

Después de 12 años en Juntas Generales de Bizkaia (para mí siempre será la institución más entrañable) sé que la vida parlamentaria me gusta. La parte del estrado y la de pasillos, la de los temas cómodos y la de los otros, la de modular lenguaje sin perder contundencia y todo lo demás.

Pero ésta es una etapa diferente. Estar en el Senado supone muchos cambios.

El primero ha sido dejar mi trabajo. Hasta ahora siempre he compaginado trabajo con actividad política pública y hay que acostumbrarse a la “dedicación exclusiva”.

Y hay que viajar cada semana a Madrid (el regalo de despedida del trabajo fue una maleta, pero no sabían que lo peor es estar con el neceser adelante y atrás).

El contenido de los temas es menos conocido y cercano

Otra cosa a la que me tengo que acostumbrar es a la magnitud del grupo. De ser el grupo mayoritario que sustenta el Gobierno Foral, a pasar a ser el más pequeño te obliga a cambiar las formas de funcionamiento. Menos mal que esto no es cuestión de cantidad y os aseguro que, en cuanto a calidad, tenemos un grupo inmejorable.

Lo que decía, situándome. Con ganas y mucha ilusión. Con la agenda vasca en la cabeza y encima de la mesa. Siempre hemos dicho que EAJ estará allí donde se decida algo que tenga relación con Euskadi. Puede ser en Gernika, en Gasteiz, en Bruselas… A mí, con mis seis compañeros, me toca ahora trabajar en Madrid. Espero estar a la altura de vuestra confianza.

Next Euskadi