EAJ-PNV
Foto Nerea Ahedo

Blog Nerea Ahedo

Senatuko Euzko Legebiltzar Taldea

EAJ-PNV rinde tributo a las mujeres nacionalistas, “auténticas transmisoras” del ideario jeltzale

04/03/2017 | Publicado por: Nerea Ahedo

‘Izan zinetelako gara”. “Porque fuisteis, somos”. Bajo este título han rendido el Euzkadi Buru Batzar y el Partido Nacionalista Vasco un sentido, emotivo y multitudinario homenaje a todas las mujeres nacionalistas que, a lo largo de los 122 años de vida de EAJ-PNV, han trabajado en favor de la formación jeltzale y de la causa vasca. Miles de mujeres que, en el acto celebrado en Sabin Etxea, han estado representadas por las más de 500 jeltzales que no solo han dejado pequeño el salón de actos de la sede de EAJ-PNV, sino también el hall y los aledaños. Amamas, madres, hijas y nietas. Cuatro generaciones de mujeres de EAJ-PNV, a las que Andoni Ortuzar se ha referido como “las auténticas transmisores del ideario jeltzale y del sentimiento nacionalistas en muchísimos hogares vascos”, se han dado cita en Bilbao para recibir el agradecimiento y el aplauso de todo el PNV por la labor que han desarrollado a lo largo de la historia de la formación nacionalista. Una tarea no siempre pública, ni valorada, ni reconocida, pero una labor titánica sin la cual EAJ-PNV no sería hoy lo que es: la fuerza hegemónica del nacionalismo vasco y la depositaria de la mayor cuota de confianza por parte de los y las ciudadanas de esta nación llamada Euskadi. Trabajo arduo en los batzokis, en el puesto de trabajo, en la calle o en el seno del hogar. Durante la Guerra Civil, en la clandestinidad, en la Transición o en la actualidad. Transmitiendo a sus hijos e hijas, a sus nietos y nietas, el ideario nacionalista; impartiendo clases de euskera, de bertsolaritza o de danzas; dedicando maratonianas jornadas para aliviar la precaria economía de las Juntas Municipales, ya fuera preparando tortillas o haciendo turnos de barra en los Batzokis; participando de forma activa en las campañas electorales, ensobrando el voto o pegando carteles por las calles. Todas ellas han sido hoy las destinatarias del reconocimiento y las protagonistas del acto.

El Euzkadi Buru Batzar ha elegido el entorno del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, para celebrar este acto, en el que el tributo ha ido de la mano de la música, el humor y las emociones. En presencia del Lehendakari, Iñigo Urkullu, y de las presidentas del Parlamento Vasco y de las Juntas Generales de Bizkaia, Bakartxo Tejeria y Ana Otadui respectivamente,   Ortuzar y la presidenta del Bizkai Buru Batzar, Itxaso Atutxa, han pronunciado sendos discursos que han llegado al corazón de las homenajeadas. Se han proyectado además dos vídeos conmemorativos, uno con referentes históricos y el otro con los testimonios actuales de once mujeres jeltzales de todos los Herrialdes y de distintas generaciones. Los actores Anjel Alkain (caracterizado como Maikrux) y Hasier Ormaza (en el papel de su hermano Basilio) han arrancado una carcajada tras otra. Naia Robles, acompañada de dos guitarras, ha obsequiado a las presentes con tres canciones preciosas. Coincidiendo con su actuación, Urkullu, Ortuzar, Tejeria, Atutxa y doce militantes de Euzko Gaztedi han hecho entrega de una flor conmemorativa a las asistentes.

Ortuzar ha iniciado su breve intervención, en el que ha reivindicado el papel de “transmisoras del nacionalismo” que históricamente han desempeñado las mujeres de EAJ-PNV, con un poema de Joxean Artze. Itxaso Atutxa, presidenta del Bizkai Buru Batzar, ha cerrado el acto con un discurso en el que se ha sumado al sentido agradecimiento brindado por Ortuzar a todas las mujeres de EAJ-PNV. Atutxa ha puesto en valor la labor y el compromiso de todas y cada una de ellas, que con su trabajo y dedicación, “a veces invisible pero siempre impagable”, han contribuido a desarrollar el proyecto de EAJ-PNV. “La visibilización de las mujeres en los cargos internos y externos del partido ha continuado” y “lo va a seguir haciendo todavía con más presencia, reconociendo un papel que nos toca asumir como signo de organización plural, igualitaria, en la que las oportunidades sean idénticas para hombres y mujeres”, ha asegurado. Atutxa, primera mujer que preside el BBB, ha revalidado el compromiso de EAJ-PNV por avanzar por la igualdad efectiva, “igualdad que se demuestra también en nuestra sociedad, donde las mujeres recuperamos el espacio que nos ha sido usurpado y negado durante siglos por una cultura forjada por los hombres y para los hombres”. La burukide vizcaína se ha declarado convencida de que con más mujeres en los primeros niveles de responsabilidad del mundo, “las cosas marcharían mejor”. “No hay sociedad justa posible sin la participación activa en igualdad de la mitad de su población”. También ha recordado que, si bien son muchos los avances conseguidos en materia de igualdad, todavía hay deberes pendientes en el “espacio público y en el privado; en los roles sociales y en el protagonismo de grupo”. La líder jeltzale ha enumerado los principales deberes pendientes: “una solución efectiva y duradera a la brecha salarial;  la conciliación o la coparticipación igualitaria en las responsabilidades familiares comunes; la igualdad real en el mundo de la empresa y de la representación pública” y, de forma urgente, “acabar con la terrible lacra de la violencia machista contra las mujeres”. Para todo ello, solo hay un punto de partida: el trabajo conjunto entre mujeres y hombres. “Con equidad de género; con respeto; construyendo sociedad”, ha concluido.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Ante la pobreza energética, soluciones integrales

07/10/2016 | Publicado por: Nerea Ahedo

Millones de personas, millones de familias están sufriendo un grave problema en lo referente al acceso a la energía; un problema que no se circunscribe solo a un país puesto que toda Europa está preocupada con la pobreza energética. Hay demasiada gente que tiene que decidir si come o si calienta su casa. Pero como todos sabemos, hay factores determinantes que abocan a esa situación.

Uno clarísimo es el precio de la energía, que en España está por las nubes y sigue subiendo; desde 2008 la tarifa eléctrica ha subido un 60%. Y otro factor, también fundamental, es la renta familiar. Porque el problema real no es la pobreza energética en sí, sino que haya personas, familias en situación de pobreza.

Desde mi punto de vista, debemos trabajar en una solución integral —aunque sin dejar de lado los problemas parciales que existen—. Hay que trabajar en un sistema de protección social solidario que cohesione la sociedad y que no deje absolutamente a nadie atrás cuando le vienen mal dadas. EAJ-PNV, en ese punto, aboga, entre otras medidas, por una renta de garantía de ingresos para vivir con dignidad —con ayudas a la vivienda, con un sistema día a día hacia las emergencias sociales eficaces— y también por convenios con empresas, cuando estamos hablando de cuestiones concretas como puede ser el agua, la electricidad y demás.

Por otro lado, creemos que lo más importante es poner toda la carne en el asador para generar riqueza y empleo —porque supongo que todos y todas queremos una sociedad solidaria, por supuesto, pero no subsidiada—. Debemos tender a que las medidas anteriores  no sean necesarias. Soluciones integrales.

Dicho esto: ¿no es tiempo de pensar en un pacto de Estado sobre la energía, que, además, pueda permitirnos entender el acceso a la energía como un derecho y que revise la estructura tarifaria, o que revise el precio de la energía a la industria para hacerla más competitiva y, por lo tanto, más generadora de riqueza y de empleo?

Insisto, es un problema que hay que analizarlo de manera global. Entendemos que hay que regular el sector energético; que hay que identificar y proteger al consumidor vulnerable; que hay que mejorar la eficiencia energética de los hogares y que hay que implementar medidas sociales para paliar los efectos de la pobreza y la dificultad de acceso a la energía.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Os voy a decir cuatro cosas

23/06/2016 | Publicado por: Nerea Ahedo

Tranquilos, el titular de este post no es ninguna amenaza ni coacción, aunque lo parezca. Esta expresión me ha venido a la cabeza al escuchar en la radio un anuncio del Ministerio del Interior en el que dice, textualmente, que “para participar en las Elecciones Generales solo hay que saber cuatro cosas”, y las enumera. “El lugar: tu local electoral; la hora: de 9 de la mañana a 8 de la tarde; el documento de identidad: tiene que ser original, no valen fotocopias; las papeletas: hay una para el Congreso y otra para el Senado, se distinguen por colores”. Y concluye con la sentencia, “esto es todo lo que hay que saber”.

Entiendo la finalidad de la cuña radiofónica y valoro su utilidad, pero no comparto que “solo” haya que saber estas cuatro cosas, por eso me gustaría añadir otras consideraciones que cada votante debería tener en cuenta antes de tomar la importante responsabilidad de emitir su opinión a través de su voto. Y lo haré, sobre todo, desde la perspectiva que nos atañe, que es Euskadi, también en cuatro pildoritas.

Lo primero es saber que lo que se elige en esta cita con las urnas son las personas que nos representarán en el Congreso y en el Senado. Puede parecer una explicación ofensiva por su simplicidad, aunque tal vez es necesario recordarlo a tenor de la equivocada opinión que ha podido formarse en la ciudadanía de que se trata de elegir al presidente del Gobierno, y de que solo hay cuatro candidatos. Es normal pensar eso, con el constante bombardeo al que nos someten en los medios de comunicación con los cuatro magníficos. Esta reflexión no es baladí, ya que el presidente, cuando por fin sea elegido, tendrá toda una legislatura por delante en la que dependerá de los acuerdos que logre entre los 350 diputados y diputadas del Congreso. No basta con ser investido.

Con los cuatro omnipresentes predicadores empieza mi segunda reflexión. Y es que, con palabras más o menos bonitas, todos ellos representan a partidos centralistas que tratan de socavar nuestro autogobierno. PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos han demostrado con sus actos que no solo no les importan en absoluto las competencias de las comunidades autónomas sino que, en cuanto pueden, nos las tratan de arrebatar. Y con ellas, el bienestar del que nos hemos dotado gracias a muchos años de pelea continua, tanto en nuestras instituciones como en las ajenas, como los propios Congreso y Senado del Estado.

Circunscribiéndonos a Euskadi, hay otra fuerza política abertzale que se presenta a estas elecciones, EH Bildu. Una coalición de varios partidos en la que, sin embargo, se impone de manera aplastante la izquierda abertzale; un mundo que durante muchos años reprochaba a EAJ-PNV que fuera a las instituciones españolas y nos tildaban de españoles. Ahora, casi cuarenta años después, tratan de seguir nuestra estela aunque, a la vista de sus acciones, parecen no tener claro ni a qué van; eso sin contar que su histórico apoyo a la violencia les cercena casi toda posibilidad de llegar a acuerdos con otras formaciones.

Frente a todo esto, y como cuarta consideración, nos encontramos nosotros: EAJ-PNV. Un partido con más de un siglo de trayectoria como aval; que ha desarrollado un importante trabajo en todas y cada una de las instituciones en las que se ha debatido o se debate cualquier tema que ataña a los vascos y las vascas, sea Gasteiz, sea Bruselas o sea Madrid; que ha defendido y defenderá cada ataque que pueda haber a los derechos que se han logrado para nuestro autogobierno, para nuestro bienestar; y que seguirá porfiando por obtener todas las competencias que nos corresponden. Por eso tenemos que estar en Madrid con grupos fuertes tanto en el Senado como en el Congreso.

Ahora sí, acudid a vuestro local electoral, de 09:00 a 20:00, con el DNI original y con las correspondientes papeletas de voto. Lógicamente, a mí me gustaría que estas últimas fueran las de EAJ-PNV, por los motivos que he detallado. Por eso quería deciros estas cuatro cosas.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Nosotros no olvidamos nuestro lema

13/05/2016 | Publicado por: Nerea Ahedo

La legislatura más corta de la historia -no ha durado ni cuatro meses- hace que pueda pasar en un tris de comentar mis primeras impresiones como senadora a transmitir las últimas... de momento. Y alguien podría pensar que tan poco tiempo no da de sí para hacerse una idea real de cómo funcionan las cosas, de a qué anda cada cuál, de cuáles son las prioridades de cada uno... En cambio yo creo que ha aclarado muchas cosas. Han sido cuatro meses de discurso facilón, de propuestas en clara clave pre-electoral (de esas de pájaros y flores, que la cuestión es quedar bien aunque de antemano se sepa que son irrealizables).

Esto respecto a la parte parlamentaria. Pero también han sido los cuatro meses, perdón los cuatro no. Si sumamos la campaña pasada, más la mini-legislatura, más el impasse actual, más la campaña que viene, etc. ¡¡¡Uff!!! Van a ser los nueve meses del gobierno en funciones. Ese que estando en funciones no toma decisiones para solucionar los problemas que acucian a las personas, a la sociedad, a las empresas.... Pero que, de repente, decide funcionar para, por ejemplo, recurrir decisiones legítimamente acordadas por las instituciones vascas. ¡Un gobierno en funciones, que a veces funciona y que haga o deje de hacer no tiene ningún control!

Cuatro meses que han servido de claro ejemplo de cómo no hay que hacer las cosas tal y como yo entiendo la política y lo público, al menos. Cuatro meses en los que se ha constatado el fracaso de los partidos estatales. No han sido capaces de formar gobierno, parece que no les venía bien. Hemos oído hasta la saciedad  palabras “biensonantes” como cambio, ciudadanía, bienestar, participación, diálogo, acuerdo y un largo etcétera. Pero a la hora de la verdad han podido más los intereses particulares que el tan cacareado bien común.

Y en un alarde de “responsabilidad” nos abocan a unas elecciones que, teóricamente, nadie quería. Ya estamos en pre-campaña, si es que en algún momento terminó la anterior. Y vuelven los lemas: España en serio – Ahora más que nunca (¡Je!), Unidos sí se puede (¿antes no?), Un futuro para la mayoría (incierto, cuando menos), Con ilusión (a muchos votantes se la habéis hecho perder). Lemas que, por lo que hemos podido ver, olvidan con facilidad en cuanto se cierran las urnas.

Pero sí hay un lema que ha estado presente en todo momento y que mantiene plenamente su vigencia: LEHENIK EUSKADI. Por que si algo me han dejado estos cuatro meses en el senado es que es fundamental tener un grupo fuerte en Madrid que defienda los intereses de Euskadi.

En Madrid la agenda vasca se la trae al pairo, y perdón por la expresión. La tentación recentralizadora  no es exclusiva de este último gobierno. En las propuestas de todos los grupos se ve el denominador común de no importar si se respetan las competencias de cada cuál o no.

En Madrid se deciden más cosas que nos importan de lo que creemos y de lo que queremos. Por eso hay que tener claro quién va a defender los nuestros intereses, quién no se va a perder en discusiones estériles, quién va a tener a Euskadi y a su gente en el centro de su actuación, quién NO se va a olvidar en ningún momento de su lema: LEHENIK EUSKADI – EUSKADI ES LO QUE IMPORTA

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Propaganda a coste cero

04/05/2016 | Publicado por: Nerea Ahedo

He oído en muchas ocasiones divertidas anécdotas de ‘urbanitas’ que se trasladan a vivir a zonas rurales y tratan de enseñar a los lugareños mejores maneras de trabajar el campo. La agricultura ha avanzado, sin duda, pero los años de experiencia y la sabiduría heredada de generación en generación por nuestros baserritarras dejan casi siempre en evidencia a los nekazaris de nuevo cuño. De esa experiencia vienen viejos refranes, algunos tan simples y tan plenos de lógica como el que afirma en euskera, ‘asto asko, lasto asko’.

Y es que es de cajón: cuantos más burros, más paja hace falta; como hace falta más dinero para acometer proyectos como los que he visto plantear en las pocas semanas que ha durado la undécima legislatura del Senado, aunque sus proponentes afirmen que el coste de tales iniciativas sería de cero euros. El PP afirma que sería capaz de hacerlo en aras a adoptar medidas en materias de políticas sociales, y el PSOE para restablecer la universalidad de la cobertura del Sistema de Salud. 

Visto lo visto, el coste de las citadas iniciativas se encuentra al mismo nivel que su credibilidad: cero. Las que plantean los ‘populares’ porque, además de que vienen tras cuatro años de mayoría absoluta de su Partido en los que tan solo ha conseguido que la pobreza y la desigualdad se hayan incrementado ostensiblemente, son excesivamente genéricas y poco desarrolladas. La socialista, por su parte, insta a reformar la legislación sanitaria para asegurar la sostenibilidad y para una misma cobertura básica, así como que haya una cartera básica de servicios común, cuando es algo que ya está incluido en la Ley de Sanidad. Propaganda preelectoral desde el escaño; esa sí, a coste cero.

La propuesta socialista tiene el añadido de que debe ser cada comunidad autónoma la que decidirá el desarrollo de una cartera complementaria o no a esa cartera común. En primer lugar, hay que recordar que en Euskadi ya existe universalidad en el acceso a la salud, y que además pusimos en marcha un sistema de ayudas para compensar lo que suponen los efectos del copago farmacéutico, fundamentalmente en los grupos más vulnerables. A nosotros nos sale un pico, tal vez deberían de explicarnos cómo pretenden hacerlo sin poner más ‘paja’. Asimismo, habría que recordar también que la competencia en sanidad reside en las comunidades autónomas, y que deberá ser cada una de ellas la que priorice sus políticas públicas.

Y es que, además de resultar totalmente propagandísticas, ambas mociones han coincidido en otro aspecto sobre el que ya sabíamos que sería uno de nuestros principales caballos de batalla en Cortes Generales: su intromisión en las competencias. La propuesta del PSOE pretendía legislar cuestiones que corresponden a las comunidades autónomas, y la del PP no hacía referencia alguna a quién le competería hacerlo, y en EAJ-PNV nos negamos a dar nuestro apoyo a quien en esa vorágine recentralizadora trate de dejar sin contenido alguna otra competencia. Que no vengan a Euskadi a enseñarnos cómo se hace nuestro trabajo; que hemos demostrado que sabemos hacerlo y bien.

LEER ARTÍCULO COMPLETO